Ofensiva del Gobierno contra las mafias de las gasolineras pirata

Ofensiva del Gobierno contra las mafias de las gasolineras pirata

Expansión 28/12/2017

OFENSIVA DEL GOBERNO CONTRA LAS MAFIAS DE LAS GASOLINERAS PIRATA

Se inhabilitan decenas de surtidores.

De los 264 operadores de hidrocarburos censados, más de la mitad han cesado su actividad, y de éstos, 55 han sido inhabilitados, la mayor parte desde el verano.

Decenas de operadores al por mayor de productos petrolíferos están siendo inhabilitados en España dentro de un proceso masivo de depuración del mercado puesto en marcha por las autoridades regulatorias y judiciales.

Así se desprende de los datos que maneja la Comisión  Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Este organismo, presidido por José María Marín Quemada, recoge periódicamente en un listado todo el censo de compañías que están comercializando productos de energía y las que han dejado de hacerlo.

En los últimos meses, ese listado está viviendo un hervidero de cambios. De las 264 empresas de hidrocarburos dadas de alta en el registro de operadores comerciales de hidrocarburos –las más antiguas desde hace más de una década-, 157 ya no están operando. Es decir, han cesado en su actividad. De éstas a su vez, 55 han dejado de estar activas por ser inhabilitadas por parte de las autoridades. Las razones de las inhabilitaciones son variadas. Pueden ser desde razones técnicas, por incumplimientos de normativas del sector, por la quiebra de la empresa o por problemas jurídicos como el frauda, explican fuentes cercanas a los reguladores.

 

Persecución policial

Las mismas fuentes resaltan que este proceso de retirada de licencias para operar en hidrocarburos se ha intensificado en los últimos meses, coincidiendo con la persecución judicial de mafias organizadas y especializadas en la venta de hidrocarburos a bajo coste aprovechando el fraude fiscal en esos productos. No sólo en cuanto al IVA, sino también en otros gravámenes que soportan los hidrocarburos en España.

De las 55 inhabilitaciones realizadas hasta ahora, la mayor parte se han producido este año, principalmente a partir de este verano, con 27 actuaciones. Este dato contrasta con años anteriores. Entre 2012 y 2016 apenas se producía una media de unas 3 ó 4 inhabilitaciones en cada ejercicio.

El proceso de cancelación de permisos ha ido de más a más. En el Otoño se intensificó y en Octubre, llegaron a producirse nueve actuaciones.

 

Expedientes incoados

Fuentes del sector señalan que el proceso de limpieza del mercado no ha acabado y que en estos momentos hay otro número significativo de expedientes abiertos, o incoados, tramitándose para el cierre de otros operadores. El proceso de clausura de operadores está siendo tan activo que el listado de la CNMC cambia prácticamente cada semana. La última inhabilitación se produjo la pasada semana.

Ésta es la cara más oscura del fenómeno de las gasolinas low cost en España, que ha causado furor en el país en los últimos años. Coincidiendo con la crisis, el repunte de los precios del petróleo y los nuevos sistemas de pago y autoservicio, en España se empezó a extender desde 2007 el modelo de las gasolinas low cost. Buena parte del mercado son empresas ya consolidadas, como Ballenoil, Petroprix, Gassexpress o Bonarea, que han sabido plantar cara a las petroleras tradicionales como Repsol, Cepsa, BP y Galp.

Pero al calor del boom del low cost proliferaron operadores con prácticas empresariales más que dudosas. En los últimos años, la Guardia Civil ha llevado a cabo varias operaciones contra grupos de lo que se ha venido en llamarse las mafias del carburante.

En total se ha destapado fraudes por un valor de 300 millones de euros, sólo en IVA, y ha habido casi 200 detenidos e imputados en un total de 129 registros realizados.

Tanto las petroleras tradicionales como los nuevos operadores independientes se han desmarcado de las prácticas dudosas de las gasolineras pirata alentando desde sus asociaciones –AOP, o Aesae, por ejemplo- a la lucha contra el fraude.

 

Distorsión del mercado

El último informe de AOP, la Asociación de Operadores Petrolíferos, que reúne a Repsol, Cepsa, BP, Galp y Saras, dedicaba varias páginas a la “lacra” que supone para el sector el problema del fraude. La evasión del IVA “distorsiona gravemente el mercado, ya que permite ofrecer grandes descuentos” por parte de operadores “deshonestos”, mientras que las compañías que cumplen regularmente con la normativa no pueden competir en las mismas condiciones.

La AOP proponía hace un año que se “acortaran los plazos de tramitación de posibles expedientes sancionadores y relativos a la inhabilitación para la actividad de operador al por mayor.

 

Fuente

Expansión  28/12/2017

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.